La Psicología Forense se enfoca específicamente en evaluar y diagnosticar para llegar a una meta concreta – intentar dar respuestas a las demandas del tribunal o juez – que es la elaboración de un informe psicológico, bien de forma oral o escrita.

Principios fundamentales

  • Ser objetivo
  • Posición neutra

Requisitos:

  • Solicitud de alguna persona o identidad, por vía privada o judicial: particular, abogado, fiscalía, juez.

    No se debe de elaborar el informe teniendo en cuenta la figura que lo demanda

Qué es un informe psicológico

Aportamos algunas definiciones sobre la figura del informe forense:

  • Fernández-Ballesteros, 1983, lo considera como un documento escrito donde se presentan los resultados de las exploraciones efectuadas, a partir de las que se realizan unas recomendaciones concretas o se derivan determinados tratamientos.

    ( Fuente: Fernández-Ballesteros, R. (1983). Comunicación de los resultados del proceso: el informe. En R. Fernández-Ballesteros (dir.) Psicodiagnóstico (vol.1). Madrid, UNED)

  • Jiménez, 1997, plantea que todo informe psicológico consiste en una comunicación (oral o escrita) donde por una parte, se presenta una síntesis de la evaluación o diagnóstico efectuado, por otra parte se indica el tratamiento más adecuado o recomendaciones de actuación y por último, se da respuesta al motivo de la consulta u objetivos planteados.

    (Fuente: Jiménez, F. (1997). El Informe Psicológico, en G. Buela-Casal y J. C. Sierra (dirs.) Manual de evaluación psicológico: fundamentos, técnicos y aplicaciones. pp.121-138. Madrid, Siglo XXI España Editores, S.A.)

 

En definitiva, un informe psicológico forense es:

  1. Un resumen detallado por escrito – en el juzgado nos van a solicitar ratificarlo oralmente – de todo el proceso llevado a cabo para realizar una evaluación psicológica:
    • Determinación de unos objetivos concretos.
    • Fijación de las áreas psicológicas.
    • Metodología empleada para analizar éstas áreas.
    • Resultados obtenidos y su significación.
    • Conclusiones finales a las que se llegan.
  1. Es importante señalar presencia de rasgos o estructura de personalidad.  Si por el contrario, el objeto del informe es averiguar la ausencia de un rasgo o de una estructura de personalidad, entonces sí se hace pertinente su señalización – por ejemplo, es factible que la demanda de un sujeto particular en la investigación de si su estructura de personalidad es psicótica, entonces en el informe es preciso señalar si la estructura se encuentra ausente-.
  2. La redacción debe ser precisa, concisa, neutra y sin divagaciones.  Recordar que un informe psicológico es un documento científico y no una obra literaria.
  3. El informe debe enfocarse y limitarse a los resultados obtenidos, evitando llegar a conclusiones a partir de generalizaciones, interpretaciones subjetivas, opiniones personales, etc…  No olvidar que hay que redactar un informe de forma que cualquier otro psicólogo pueda replicarlo y llegar a los mismos resultados.
  4. Desde el punto de vista formal, dos apuntes:.
    • Revisar el informe en su totalidad para asegurarse de la no existencia de faltas ortográficas, gramaticales, semánticas, ni fallos a la hora de puntuar.
    • Y tener en cuenta no abusar de abreviaturas; y/o en todo caso, cuando se utilicen es conveniente que estén precedidas del término completo en su primera aparición, especificando entre paréntesis la abreviatura para futuras referencias.

Formato del informe forense o pericial

No existe un único formato. Cada profesional, a través de su experiencia y sin olvidar incorporar todos los pasos necesarios para que un informe pericial quede completo, adopta su propio estilo a la hora de redactar dicho informe.

Apartados que deben aparecer en todo informe forense:

  1. Datos Identificativos:  Es pertinente hacer constar la siguiente información:
  • El nombre de la persona o instancia que  nos ha remitido al sujeto de la evaluación – ya que no es preceptivo que sea el propio sujeto -; fecha de dicha solicitud.
  • El nombre completo del sujeto en estudio junto con el número de su documento nacional de identidad, edad, estado civil, nacionalidad y dirección actual.
  1. Procedimiento: Dentro de este apartado se deben incluir las siguientes partes:
  • Parámetros de la evaluación: Se informa del número de sesiones de evaluación, la frecuencia correspondiente a cada sesión –con indicación de fecha-, su duración y el lugar donde se hayan realizado dichas sesiones.
  • Áreas psicológicas: áreas psicológicas estudiadas; elección de éstas.
  • Tipo de pruebas: Nombre, abreviatura, autor/es y fecha de cada prueba.  Concreción,  qué mide cada prueba, su duración, para que edades y tipo de muestra para la que ha sido diseñada y, de poseerse, su fiabilidad y/o validez.
  • Resultados:  Aportación de puntuaciones tanto directas como centiles o típicas de cada prueba, sin interpretar y explicar éstas puntuaciones.
  • Integración de resultados: Se interpretan y explican de manera objetiva las puntuaciones comentadas en la sección de resultados – cuantitativos -.
  • los resultados.  No es necesario formular conclusiones o recomendaciones.
  • Sinopsis de entrevistas: Resumen de la información obtenida a través de la/s entrevista/s que se han llevado a cabo y un comentario acerca de la actitud del sujeto durante dicha/s entrevista/s -cooperación, lenguaje corporal, contacto visual, etc…
  1. Conclusiones:   Apartado más importante del informe forense; en él se especifican las conclusiones finales que engloban todo el informe.  No debe ser muy extenso y que sea fácilmente inteligible por cualquier persona ajena a la Psicología.  Al final de las conclusiones se pueden incluir algunas recomendaciones con respecto al caso o posibles tratamientos, dentro del marco psicológico.
  2. Terminología Técnica: En este apartado es necesario incluir una breve y clara definición de todos los conceptos técnicos o psicológicos que aparecen a lo largo del informe, para un mejor entendimiento de éste por parte del destinatario.
  3. Anexo: Se agrega, cuando sea pertinente, posible documentación que tenga relación con el caso en cuestión -dibujos, por ejemplo -.
  4. Bibliografía: Se puede incluir – aunque en la redacción de los informes no se da con frecuencia – las referencias bibliográficas utilizadas a lo largo del proceso evaluativo y de la redacción del informe.
  5. Nombre completo de evaluador/es:  Número de colegiado y  firma.

A partir de estos apartados, cada psicólogo forense debe diseñar su propio formato de un informe psicológico forense o pericial.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *