Introducción. Test del árbol: utilidad y significación psicológica

A veces se precipita en la consulta una situación donde hay que intervenir lo más rápidamente posible. Se tratará de obtener información sobre la situación psíquica de un menor de una forma apropiada y amplia. Por ejemplo, en casos donde el motivo de consulta es sobre posibles abusos sexuales sobre el niño.

Sabemos que podemos obtener una información valiosa acerca de la situación psíquica de un niño a través de sus producciones. Será a través de sus dibujos, de la grafía donde se transmiten las emociones y pensamientos. Igualmente, ambos pueden ser reprimidos o no, esto es, conscientes e inconscientes.

En esta forma de acceso interviene lo lúdico, las presentaciones imaginativas y fantasiosas. No son para el niño ningún estímulo directo, y por ende, ni agresivo ni imperativo. Una de las formaciones gráficas de dibujos es el test del árbol.

No sólo podemos utilizar el test del árbol en los casos de “urgencia” clínica, sino también en cualquier intervención tanto con niños como en adultos. Nos ayudará al planteamiento de hipótesis. Éstas se constituirán con la anamnesis, el motivo de consulta y el resultado del análisis de los dibujos. En consecuencia, para plantear las hipótesis podemos valernos del tests del árbol aunado a otras pruebas gráficas e instrumentos.

Aplicación del test del árbol según el método de Renée Stora.

Seguidamente, nos vamos a detener sobre la aplicación del test del árbol según el método de Renée Stora.

 “Le test du dessin d´arbre est un test projectif, applicable aussi bien aux enfants qu’aux adultes, qui permet de saisir la personnalité à différents niveaux et en diverses situations à partir des dessins de quatre arbres

El método del test del árbol ha sido establecido de manera muy estricta. Para utilizarlo correctamente, debemos de ceñirnos a las instrucciones que se dan.

Material

-Hojas de papel en blanco, de formato comercial – Dina A4 – y presentadas al sujeto en sentido de la altura.

-Un lápiz ni muy duro ni muy blando. Se sugiere efectuar todas las pruebas con ese mismo lápiz. Bien afilado aunque no demasiado puntiagudo.

Indicaciones verbales

Dibuje un árbol:

  1. cualquiera que sea y como le plazca, pero no un abeto.
  2. Dibuje otro árbol (con la misma consigna anterior)
  3. De fantasía, un árbol imaginario, que no exista en la realidad; dibújelo como le plazca.
  4. Con los ojos cerrados, cualquiera que sea y como le plazca.

Protocolo del test del árbol

  1. Una vez finalizado el primer dibujo, solicitamos del niño que escriba su nombre en la hoja y la numere.

Después, el evaluador da la vuelta a la hoja para que el niño no se sienta tentado de reproducir el primer dibujo. Colocará frente al sujeto otra hoja en blanco.

  1. Especialmente no utilizaremos la expresión “otra vez”. Puede sugerir la idea de repetición y llevar a que se reproduzca el primer árbol.

Igualmente volvemos hacer que el sujeto indique su nombre y numere con el dos este dibujo. También el evaluador le da la vuelta a la hoja. Colocamos una tercera hoja en blanco.

  1. Se solicita del sujeto que en el dorso de la hoja escriba sus propias reflexiones acerca de la irrealidad de tal árbol. Se le pregunta: ¿Qué hace que éste sea un árbol imaginario?. ¿Qué hace que no pueda existir en la realidad?.

Seguidamente se retira el dibujo. Se le advierte escribir el nombre y el número tres de este nuevo dibujo. Y por consiguiente, proponemos otro papel en blanco.

Esencialmente anotaremos cuantas observaciones, tiempo de realización se puedan recoger durante el transcurso de la ejecución del test del árbol.de las dudas o decisión que trasunta el gesto. Igualmente también de las dudas, de la concentración o dispersión, de la atención del sujeto, etc.

De la misma manera, el sujeto formula consultas. El evaluador no le suministrará respuestas. Se centrará en hacer que se sienta seguro, repitiéndole las instrucciones del test del árbol.

Tomaremos nota de las actitudes corporales:

-el continuo movimiento de los pies debajo de la mesa.

-los gestos parásitos.

-cualquier mirada de ansiedad que se dirija al examinador.

-la gesticulación de las manos.

-la manera de tomar el lápiz.

Todo ello contribuirá a aprehender mejor la personalidad del sujeto. Relacionaremos la totalidad de los detalles observados con la anamnesis y los resultados de un eventual examen psicológico.

Significaciones generales sobre los dibujos del test del árbol.

Con el primer dibujo del test del árbol registramos un comportamiento en un medio que no es el habitual. Es una tarea totalmente novedosa. Supone el preocuparse por la impresión que se va a producir en el espectador al hacerla lo mejor posible. Consiguientemente va a exigir un control más estricto de los impulsos.

Seguidamente, el segundo dibujo permite cierto relajamiento de ese control. La tarea ya es conocida. Permite que el sujeto se comporte con mayor naturalidad, casi como en su medio habitual.

El árbol imaginario lleva a una apreciación de las tendencias que permanecieron insatisfechas y de los medios deseados para resolver los problemas. De ello percibimos referencias en los trazados de los dos primeros árboles.

El cuarto dibujo pone de relieve la huella que dejaron los conflictos importantes vividos en la primera infancia.

El análisis de los dos primeros dibujos del test del árbol nos permite discernir mejor qué tienen de actual esos conflictos. También revela, a la luz de las experiencias pasadas, la huella que han dejado en la problemática actual del sujeto.

Primero, examinamos todos los trazados de cada dibujo del test del árbol. Su análisis permite agrupar los que se orientan en el mismo sentido. Y posteriormente contraponerlos a los que tienen una significación psicológica contraria.

Consiguientemente, obtenemos un panorama dinámico de la personalidad. Ponemos de manifiesto el juego de las fuerzas y contrafuerzas y la manera personal de vivir esas opciones internas. Se puede determinar lo que Stora denomina “constelaciones individuales, que son las que forman una imagen dinámica de la personalidad, cuantitativa y cualitativa al mismo tiempo.

Significación psicológica de algunos trazados del test del árbol.

Previamente y antes que nada  señalamos  lo que Stora  entiende por un trazado: “Se entiende por trazado una forma entera o una forma particular aislable del conjunto, o un conjunto típico fácilmente identificable y diferenciado dentro del dibujo del que forma parte”.

Hay algunos dibujos del test del árbol que se pueden entender por sí mismos. Por ejemplo, la altura del árbol y la amplitud del follaje. Consiguientemente, se interpretan en relación con el espacio que ocupan en la hoja. Se divide la hoja de papel en blanco en cuatro partes, en el sentido de la altura y en el del ancho. Básicamente significa que el árbol en su totalidad ocupa la altura de una casilla, y también con respecto al ancho. También y esencialmente en cuanto a la altura del follaje, su significación adviene cuando ocupe la octava parte de la altura total de la hoja.  Entonces se divide la hoja de papel en ocho partes iguales a lo alto.

Veamos en particular la significación que aporta la psicología profunda con respecto de los trazados realizados en el test del árbol.  A continuación pasamos a significar algunos trazados.

*Libertad en lo referente a la indicación dada

  1. Árboles múltiples. Muchos árboles en la misma hoja sin suelo que los vincule. Comportamiento infantil, no se atiene a las indicaciones dadas.
  2. Árboles múltiples. Sólo dos. Puede simbolizar “él y el otro”.
  3. Diversos contenidos. Elementos agregados al dibujo del árbol. Imaginación, actúa de acuerdo a su afectividad.
  4. Paisaje. El árbol esta rodeado por un paisaje. Sentimentalidad.
  5. Inversión. La hoja, colocada en el sentido de la altura, la invierte el sujeto y la pone a lo ancho. Espíritu independiente, señal de inteligencia, discernimiento.

*Suelos.

  1. Suelo de un sólo trazo. Se propone un fin, acepta un orden determinado.
  2. Suelos diversos. El suelo no está formado por un sólo trazo, sino por trazos de forma personal. Se impone una norma personal, necesidad de un ideal.
  3. Suelo seriado. Varías líneas de suelo, en serie, que tocan el borde del papel. Espontaneidad en la relación y, después, repentina retracción. Impulso. Caprichos.
  4. Suelo ascendente. El suelo asciende en dirección a la derecha de la hoja. Ardor, entusiasmo.
  5. Suelo descendente. Abatimiento, falta de ánimo.

 

Para realizar inferencias del trabajo del dibujante, y consiguientemente alcanzar conclusiones, será muy importante la transferencia. Aún así, pueden existir significaciones que nos choquen con respecto de dicha persona debido a que el conocimiento de él no nos indica tal cuestión. Será entonces cuando podamos cuestionar dicho análisis de tal elemento, mantenerlo en interrogante hasta poder alcanzar alguna conclusión que nos confirme o no la significación dada. pero, cada psicólogo tiene su manera de proceder con respecto de lo señalado, ¿ podéis indicar algunas?….

 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *